Preservación de la fertilidad

Los cambios socioculturales que ha aportado el desarrollo de nuestra sociedad actual, han provocado que se retrase la edad a la que se tiene descendencia. En los últimos tiempos, la aparición e incremento de la demanda de preservación de la fertilidad por motivos personales, médicos, profesionales, sociales, etc., es creciente.
En muchos casos se trata de mujeres u hombres, con o sin pareja, que desean posponer sus deseos reproductivos hasta un momento en que su situación haga más favorable el intento de tener descendencia. Sin embargo, la reserva ovárica es finita y tiene una caducidad. Es bien sabido que a partir de los 35 años de edad materna, la calidad de los ovocitos disminuye. Por lo tanto, se aconseja realizar la preservación de la fertilidad cuando todavía existe una adecuada reserva ovocitaria, generalmente antes de los 35-38 años.

En UEG podemos conservar tus gametos viables hasta el momento en el que sea necesaria su utilización o tengas deseo reproductivo.

Para ello podemos ofreceros los siguientes tratamientos:
• Congelación de ovocitos. Requiere que pases por una estimulación ovárica para inducir el desarrollo folicular múltiple y la maduración ovocitaria. En el momento determinado, realizaremos la extracción de los óvulos y los vitrificaremos. Una vez vitrificados, se guardan sumergidos en nitrógeno líquido a -196º C en contenedores diseñados para ello, hasta el momento en que se necesiten. Se recomienda iniciar un proceso de vitrificación de óvulos en mujeres menores de 35-38 años, ya que con la edad, la calidad de los óvulos va disminuyendo.
• Congelación de esperma. La congelación de semen es una opción disponible desde hace décadas para preservar la fertilidad masculina, su eficacia y seguridad están respaldadas científicamente. Existen muchas causas por las que necesites congelar tu muestra seminal sea tanto de eyaculado como de biopsia testicular.

En UEG congelaremos y mantendremos tu muestra durante el tiempo necesario con toda garantía y seguridad.