Inseminación artificial vs Fecundación in vitro

Muchos piensan que lo mejor que le puede pasar a una pareja es poder concebir y ver nacer y crecer a un hijo. Hay quienes padecen trastornos que dificultan que la fecundación se lleve a cabo y también quienes, por más que lo intentan, no lo consiguen.

Para estos casos, dos de las opciones más conocidas y llevadas a cabo son la fecundación in vitro y la inseminación artificial, también conocidas como FIV e IA respectivamente. Ambas son técnicas de reproducción asistida de laboratorio, pero es importante que conozcáis en qué consisten y qué ventajas e inconvenientes presentan para decidir cuál es el tratamiento de reproducción artificial que más os conviene.

Fecundación in vitro FIV

La fecundación in vitro es una técnica de reproducción asistida utilizada para conseguir fecundar óvulos con espermatozoides fuera del útero.

El proceso se lleva a cabo estimulando los ovarios de la mujer para producir folículos, controlados mediante ecografías. Se extraen algunos óvulos y se seleccionan espermatozoides (de la pareja o de donante) para microinyectarlos al óvulo. Cuando este se convierte en preembrión se coloca en el útero de la mujer para que continúe su desarrollo.

La fecundación in vitro puede darse de cuatro maneras, realizando combinaciones de óvulos y semen de la pareja y/o de donantes.

Ventajas de la fecundación asistida

  • Se puede observar rápidamente si la fecundación ha sido exitosa.
  • La tasa de éxito es bastante alta, rondando el 60%.
  • Al poder tener acceso directo al embrión en el laboratorio, el clínico puede obtener y dar a la pareja mucha más información sobre el proceso (calidad de los ovocitos, evolución del embrión…).

Inconvenientes de la fecundación artificial

  • El tratamiento es agresivo, buscando la estimulación ovárica para conseguir un gran número de óvulos fértiles.
  • La fecundación in vitro es incómoda para la mujer.
  • Es un tratamiento caro.

Inseminación artificial IA

La inseminación artificial consiste en introducir espermatozoides móviles en el útero de manera que la fecundación ocurra dentro de la mujer.

El proceso consiste en realizar una estimulación ovárica, liberando un óvulo. Se seleccionan los espermatozoides móviles (de la pareja o de donante) y se introducen en el útero utilizando una fina cánula.

La inseminación asistida es un método idóneo cuando los espermatozoides tienen dificultad para llegar al útero y ante disfunciones ovulatorias, factores coitales o funcionales del cuello del útero.

Ventajas de la inseminación asistida

  • Es un tratamiento económico.
  • Es poco agresivo, con estimulación ovárica mínima para evitar embarazos múltiples.

Inconvenientes de la inseminación artificial

  • La inseminación artificial tiene un porcentaje de éxito bastante bajo. Será de un 20% para un intento, aumentando a un 30% o 35% tras cuatro intentos.
  • Su éxito está muy limitado por las condiciones de la pareja. Se descarta ante obstrucción ovárica o factores masculinos severos y ofrece resultados pobres si los factores masculinos son moderados, existe endometriosis o el tiempo de fertilidad supera los 3 años.

Conclusión sobre estos dos tipos de reproducción asistida

Ambas técnicas de fecundación son igualmente recomendables, si bien, es necesario tener en cuenta las condiciones de la pareja. Para parejas jóvenes y sanas, cuyos problemas sean leves, la mejor opción -y la más económica- será la inseminación artificial ya que la fertilidad de la pareja aumentará la probabilidad de éxito sin tener que someter a la mujer a un tratamiento de medicina reproductiva más largo, agresivo e incómodo.

Si por el contrario estáis buscando una fecundación altamente exitosa o si las características de la pareja así lo determinan (problemas moderados o severos, edad avanzada, etc.), lo mejor es que directamente optéis por la fecundación in vitro, que ofrece resultados más exitosos, sobretodo en parejas que presentan dificultades.

También debéis considerar esta opción si habéis probado sin éxito durante cuatro veces o más la inseminación artificial asistida.