Tratamiento inmunológico

El sistema inmunológico cumple una función muy importante en la salud humana actuando cómo defensa delante de organismos y sustancias que nos resultan tóxicas. La respuesta inmune innata de la madre durante el embarazo (embrión tiene mitad de origen propio y mitad de origen paterno) es muy compleja e interviene un elevado número de tipos celulares y moléculas que tienen que actuar de forma coordinada, controlada y en equilibrio para que no se produzca un rechazo inmunológico que impida la implantación. Es importante que se produzca, por lo tanto, un estado conocido como tolerancia inmunitaria entre la madre y el embrión.Esta tolerancia será mantenida por una serie de mecanismos de origen fetal, materno y placentario. La incompatibilidad y/o el rechazo inmunológico del embrión con la madre causan fallos de la implantación recurrentes y abortos.

Las células Natural Killer (NK) son los linfocitos que más repercusión tienen en la tolerancia materno-fetal. La regulación de la función de las células NK se consigue a través de una serie receptores que producen diferentes señales, conocidos como KIR, que se unen a las proteínas del tipo HLA-C (antígenos del sistema de Histocompatibilidad tipo C). El complejo HLA es un sistema de identificación que tiene el organismo para poder reconocer sus células propias y defenderse de lo que le es alieno. Tanto el KIR como el HLA-C son frecuentes en la población y es posible que ciertas combinaciones resulten desfavorables para el éxito del embarazo.

Por lo tanto, es posible que el exceso de la respuesta de las células NK en la placenta, la incompatibilidad de diferentes haplotipos (KIR-HLA, variaciones genéticas), y/o mutaciones en algunos de los genes como el MTHFR, produzcan este rechazo.

Aunque se ha avanzado en el conocimiento de la tolerancia materno-fetal, existe mucha controversia al respecto y aún no se conoce con certeza la relevancia de estos factores o si el tratamiento puede comportar algún beneficio. Es por eso que se debe realizar un estudio multidisciplinar y completo a las parejas que se encuentren en esta situación.

Para que pacientes está indicado este estudio:

  • Abortos espontáneos recurrentes y consecutivos de causa no filiada.

  • Fallo de implantación recurrente de causa no filiada.

  • Pacientes con patologías autoinmunes con deseo gestacional.


Una vez identificados los factores inmunológicos alterados se inicia el tratamiento y monitorización a través de protocolos individualizados para cada paciente, desde el período pre-concepcional, durante el tratamiento reproductivo y hasta la finalidad de la futura gestación.
En el caso de ser un ciclo con gameto/s de donante/s también se puede realizar este estudio y buscar el/la donante inmunológicamente compatible.

¿Qué causas de infertilidad podemos identificar?

  • Patologías autoinmunes (Ejemplo: Lupus eritematoso sistémico, Enfermedad de la celiaquía, Síndrome Antifosfolipídico, Diabetes, Tiroiditis autoinmune, etc.)

  • Autoinmunidad inespecífica

  • Alteraciones humorales inmunológicas (inmunodeficiencias, alteraciones en el sistema del complemento, etc.)

  • Alteraciones metabólicas y de la coagulación asociadas a desequilibrios inmunológicos (disfunciones en la absorción de vitaminas, tiroidea, disfunción tisular a la insulina, trombofilias, etc.).