¿Qué es el test de Receptividad Endometrial?

Es un test genético personalizado que permite evaluar, desde un punto de vista molecular, el estatus de receptividad endometrial de la mujer estudiada. Esta herramienta diagnóstica molecular permite analizar los niveles de expresión de más de 200 genes relacionados con el estatus de receptividad endometrial.

Un endometrio es receptivo cuando está preparado para que tenga lugar la implantación del embrión. Ese periodo de receptividad es el que se llama ventana de implantación. Se ha observado que un 20% de las pacientes con fallos repetidos de implantación, tienen una ventana de implantación desplazada respecto al momento teórico.

Ese test permite saber con más precisión el momento de mayor posibilidad de implantación del embrión al útero, de manera que se puede programar la transferencia de los embriones de forma personalizada.

Procedimiento

La biopsia del endometrio la realiza un ginecólogo especializado a la consulta y sin necesidad de ingreso hospitalario, de manera fácil y rápida.

Después del procesamiento de la muestra se analiza la expresión de 238 genes implicados en la receptividad endometrial. Un predictor informático analiza los datos obtenidos, y en función de los resultados se puede clasificar el endometrio como receptivo o no receptivo.

De ese modo, a UEG podemos planificar la transferencia de los embriones obtenidos in vitro el día de mejor receptividad del endometrio.

¿Cuándo se recomienda realizar el test?

El test se puede realizar a cualquier paciente que se someta a un ciclo de reproducción asistida. La recomendación, sin embargo, es plantearlo cuando una paciente nunca ha tenido ningún signo de embarazo en toda su historia reproductiva, se haya realizado como mínimo tres transferencias de embriones de buena calidad y no hayan implantado (ningún signo de gestación después de la transferencia) y que tenga un útero aparentemente normal.