¿En qué consiste la histerosalpingosonografía ginecológica por ultrasonidos?

La histerosalpingosonografía es un estudio realizado mediante ecografía transvaginal de la anatomía y estructura del útero y de las trompas de Falopio, así como de su permeabilidad. Para poder realizarla se introduce un medio de contraste a través del cuello uterino que llena, dibuja y realza estas cavidades. El contraste puede ser suero fisiológico o una solución de galactosa que mejora su visualización por ecografía. Esta técnica no utiliza rayos X, como la histerosalpingografía, suponiendo una gran ventaja.

Se realiza aproximadamente el día 10 del ciclo menstrual, antes de la ovulación. Es una exploración que puede durar 30 minutos y puede resultar un poco molesta, ya que se debe llenar completamente las estructuras descritas con el contraste. Ofrece imágenes anatómicas de gran calidad de las estructuras investigadas, lo que agiliza la toma de decisiones del médico.

No es necesario realizar ninguna preparación previa ni ayuno, a excepción de tomar antibióticos para evitar infecciones. El mismo día de la prueba y al día siguiente se pueden sentir ciertas molestias como dolor menstrual que se puede aligerar con antiinflamatorios y se puede llevar una vida normal.

Generalmente se realiza cuando hay sospecha de problemas de fertilidad, malformaciones uterinas, pólipos, etc. Por lo tanto, es una prueba diagnóstica de la presencia de alteraciones congénitas, inflamatorias o tumorales de la cavidad uterina, y de patologías de las trompas como cicatrices residuales, obstrucción congénita o secundaria a procesos inflamatorios previos.

Además, en los casos de infertilidad por obstrucción leve de las trompas, este procedimiento puede eliminar esta obstrucción y ayudar así a poder tener un embarazo natural.

¿Qué alteraciones detecta?

Una vez realizada la histerosalpingosonografía, será posible comprobar si hay anomalías a nivel del cuello del útero, de la cavidad uterina o de las trompas de Falopio. A continuación, se detallan algunos ejemplos:

En el cérvix

Incompetencia cervical si el cuello es demasiado estrecho o ancho, el cuello está duplicado en un posible útero didelfo, cuello uterino alargado, etc.

En el útero

Anomalías estructurales del útero (septos, útero unicorne o bicorne, etc.), miomas y pólipos uterinos, adherencias en un posible síndrome de Asherman, adenomiosis, hipoplasia, etc.

En las trompas

Salpingitis, hidrosalpinx, endrometriosis, rigidez tubárica, etc. Todas las alteraciones que afectan a las trompas pueden provocar su taponamiento e infertilidad.

¿Cuándo está indicado realizarla?

Las indicaciones de la histeroscopia ginecológica son múltiples, siendo las más habituales:

  • Estudios de infertilidad

  • Sangrado uterino

  • Abortos recurrentes

  • Diagnóstico de incompetencia cervical

  • Diagnóstico de embarazo ectópico